COSAS
revista cultural, espacio creativo para la expresión de lo que nos gusta
revista, cultura, arte, musica, peliculas, series, television, reflexion, psicologia, sociedad, estrenos, festivales, conciertos, noticias
17486
single,single-post,postid-17486,single-format-aside,ajax_fade,page_not_loaded,boxed,,qode-title-hidden,qode-theme-ver-7.4,wpb-js-composer js-comp-ver-4.5.3,vc_responsive
cosas

08 sep COSAS

Siempre pienso en las cosas que sostienen las cosas. En todo eso que se está soportándose a sí y entre sí para poder brillar, para poder oler, para poder vibrar.
“Como una película invisible” que no está dispuesta así por mera casualidad, sino regalando una lógica, subyacente, que permite que todo lo que veo, sea como es. Pero no esas pelis que pasan en el cine y que me hacen llorar de risa y hundirme en un balde de pochoclos; algo como, … mas inmaterial, pero tan tangible, lleno de sentido.
Probablemente no sepa por cuántos momentos pasó la hoja que ahora acuna mis palabras. Pero puedo imaginar que por muchos.
Los edificios levantados que alojan sensaciones de quien los pensó en un momento y con una intención, tan absurdamente dispar con su compañero de al lado. Cuando pienso en las cosas, creo que a las ciudades también las ata un sentido, aunque parece que mucho haga ruido, o demasiado contraste.
Siempre me intrigó esto de qué nos soporta, por qué nos soporta, cómo es que lo vemos así y no de otra forma. Ves, ahí está la película invisible. Por qué mis palabras siguen este curso, por qué llegué hasta aquí sostenida en dos patas, con un corazón que me late y una misteriosa materia que me hace pensar y decir. Y si me lastimo se que voy a sangrar, y si me tropiezo se que voy a caer o voy a transpirar frío porque casi. Y si te miro sé que de alguna manera vas a mirarme vos a mi. Y también que si tomo coca cola probablemente vaya a eructar.
También sé que hay muchas que no me las sé, ni mirar, ni escuchar, porque me enseñaron una parte, o una forma de saber. Y nada mas. Qué sé yo por dónde anduviste hasta tenerte hoy aquí, durmiendo al lado mío, y estirándome tu brazo para darme la mano como a mi me gusta. Yo supongo, congruente con lo que hasta aquí sé.
Si ya sé, ya sé todas esas cosas, y también que hay otras que no las sé, pero a veces me pongo a pensar en cómo es que esos bosquejos de historia que algunas vez dibujé en forma de cajitas amontonadas en el margen, hoy están en el centro de esta hoja, temiendo, existiendo, soñando, aquí y así.


No Comments

Post A Comment