Las ventajas de vestir de rojo
revista cultural, espacio creativo para la expresión de lo que nos gusta
revista, cultura, arte, musica, peliculas, series, television, reflexion, psicologia, sociedad, estrenos, festivales, conciertos, noticias
16993
single,single-post,postid-16993,single-format-aside,ajax_fade,page_not_loaded,boxed,,qode-title-hidden,qode-theme-ver-7.4,wpb-js-composer js-comp-ver-4.5.3,vc_responsive
daredevil

22 abr Las ventajas de vestir de rojo

Nuestro amigo Facu Landriel  invadió un rato la sección Tevé y nos trajo esta crítica de la 2 temporada de Daredevil.

 

Como alguien criado bajo la doctrina católica que soy, entiendo muy bien el concepto de “El diablo” como el del malvado personaje que se encarga de castigar a otros tipos malos. Básicamente: si te portas bien tranquilo que no pasa nada, pero si te portaste mal…caramba.

El diablo de Hell’s ́s Kitchen tiene tanto de malo como los tipos a quienes golpea, pero a diferencia del diablo católico de día ejerce como abogado. Tras la caída de Wilson Fisk, el magnate mafioso de Hell’s ́s Kitchen, la huída de la yakuza y la completa desaparición de la mafia rusa el mundo delictivo del barrio más bajo de Nueva York quedó huérfano. Esto es visto como una oportunidad por varias bandas criminales para tomar el control de las calles. Lamentablemente para ellos, hay un nuevo vigilante en la ciudad que no es tan paciente, ni tan benévolo como “El diablo”. Este nuevo eslabón en la lucha contra el crimen no es nadie más ni nadie menos que “The Punisher” ­- o “El Castigador” en castellano, aunque suene menos cool­-.

Los avezados en los cómics sabrán que eso sólo puede significar peores noticias para los tipos malos, más allá de que “Daredevil” lo considere sólo otro tipo malo a quien encarcelar. Como si fuera poco, con las pymes del crimen intentando hacerse con el poder y el superhéroe comiquero mas sanguinario de todos impidiéndoselo, se suma a los problemas del ciego, la aparición de un viejo y misterioso amor quien jura estar de vuelta para salvar de un gran mal al mundo.

La Segunda temporada de “Daredevil” defiende con altura el buen nombre que le dio su primera temporada. Se mantiene sólida con una historia repleta de interrogantes que dejan al espectador deseoso de más al final de cada capítulo, con el complemento de una voz narrativa que comprende de gran manera el manejo de ritmo. Manteniéndose en un calculado equilibrio, las escenas de acción no son exiguas ni excesivas de modo que la expectativa nunca deja lugar al aburrimiento. La construcción de los personajes, aún manteniendo tanto misterio sobre el pasado de algunos, encaja muy bien con el transcurso del relato, por lo que a medida que ésta avanza se crea un lazo personaje/espectador lo cual es siempre, un golazo.

Mi única crítica radica en que la historia pareciera habérsele escapado de las manos a los escritores. Llegó un momento en el que la historia creció por sí misma, se agrandó tanto que 13 capítulos fueron horma chica.; lo que llevó a un fin que se hace sentir prematuro, o al menos deja ese sabor de boca.

Más allá de eso no deja de ser muy buena la resolución lograda, por lo que si no sos muy exigente lo dejas pasar (un largo listado de chicas demuestran que este humilde servidor no lo es) , de manera que la serie se lleva un pulgar arriba de mi parte, pero con la pena a cuesta de saber que podría haber sido mucho más que eso. Por suerte van a tener revancha y yo estoy deseoso de ver el partido de vuelta.

No Comments

Post A Comment