Huerta Cósmica
revista cultural, espacio creativo para la expresión de lo que nos gusta
cuentos, reflexion, sociedad, sentimientos, cuestionamientos
16355
page,page-id-16355,page-template-default,ajax_fade,page_not_loaded,boxed,,qode-title-hidden,qode-theme-ver-7.4,wpb-js-composer js-comp-ver-4.5.3,vc_responsive
La escritura como terapia, un placer que nos da la vida.

La escritura funciona como medio de canalización para los individuos y ayuda a liberarlos de tensiones continuas o de pensamientos negativos, de igual manera,  actúa como medio para plasmar situaciones agradables o positivas. La sensación de poder traspasar los pensamientos a un soporte de escritura......

¿Qué quiero ser cuando sea grande?

Cuando sea grande quiero ser… astronauta! Para poder ver todos los planetas; observar a las personitas desde arriba y sentirme Dios. Mirar los astros junto la estrella más bonita que es el Sol. Reírme porque yo puedo estar aquí y los demás no. Y cuando......

El día que fui Bob Dylan

El pasado sábado comenzó como cualquier otro día de la semana a bordo del metro. Esta vez la línea 7 me llevaría de regreso a un aula. La idea de pasar todo un sábado encerrado en un aula con doce desconocidos puede sonar poco tentador,......

Huyamos de Utopía

Cambiar  por cambiar es como hablar por hablar. Hablar por hablar es tan sano como agarrarte la mano con la puerta. La mano del hombre y su capacidad transformadora no tienen límite pero la mano desde mi punto de vista es solo un artefacto, un......

Ateneo

Yo solo caminaba por Av. Santa Fe cuando te vi. Eras hermosa, elegante y elocuente. Tenias gracia ¿Sabías? Yo no sabía de tu existencia, pero penetre tú interior con tan solo una mirada y tú misma estabas ahí. Estabas ahí cuando nadie más lo estuvo,......

Remolacha

El jueves E. me contó que de repente comenzó a gustarle la remolacha. Eso me hizo pensar en cómo pueden pasar tantos años para que recién ahora te guste la remolacha. Vos recién la descubrís y yo llevo años comiéndola en todas sus versiones, hervida,......

Bifurcación

La ignominia sofoca la garganta del ungido y perenne sus cadenas lo atan con fuerza. Su realidad lo acorrala y busca el desentierro de la multitud de diferentes vidas. Sus manos se lleva al pecho, mientras este se retuerce entre problemas. Sus penas. Sus navíos.......

¿Quizás por qué?

Jugando al cadáver exquisito, manoteando de izquierda a derecha los libros que descansan en la biblioteca de Javier, me encontré desnudando horóscopos que parecen, a priori, pedir a gritos que les preguntes: ¿Qué va a pasar conmigo ayer? Del Gabo a Foucault pasando por Memorias......

COSAS

Siempre pienso en las cosas que sostienen las cosas. En todo eso que se está soportándose a sí y entre sí para poder brillar, para poder oler, para poder vibrar. “Como una película invisible” que no está dispuesta así por mera casualidad, sino regalando una......

Microsfobias

Aplaste el culo en un Rápido Argentino, butaca 16, ventana, mi vieja casi que me conoce, le erro por 4 butacas, Grrr! Todo aquí adentro es inestable, el ruido del colectivo es igual en un elitista que en un Ivanlor, sin desmerecer al Ivanlor claro.......

Crazy baby, curiosidad. 

Imagen – Francisca Grande    Veo tus uñas gastadas. Y el pedazo de hamburguesa que dejaste porque ese día no tenías mucho hambre. Se que cuando no comes todo es porque algo te preocupa. Me acordé cuando te descubrí haciendo flexiones de brazos a escondidas......

Orestes

Orestes cree que hay vida paralela mientras duerme, en un plano o dimensión dentro de una caja de galletas. Un mundo que grita mientras se pasan la pelota de lóbulo a lóbulo. Metrópolis que despiertan al margen del comentario del clima y el estado de......

Rodilla con rodilla

Había mucha de gente, teníamos una cerveza cada uno, era como la tercera. La música sonaba con mucho swing. Necesitaba ir al baño; Carmela, la piba que “cuida el baño”, me da papel. –El tercero está libre– me dice – Pero tenés que sostener la......

Grande, qué.

Pintarte los labios, usar ruleros, hacer sonar un par de tacos altos y salir a pasear con cartera. El manojo bochinchero de llaves y hablar con palabras inmensas. Ese armario heredado de un tio abuelo modelo 66 con candado, alojando libros viejos y papeles fielmente......

A Pink Freud

Permítame decirle estimado que aunque discrepe, a veces, lo suelto que Ud suele dirigirse afirmando situaciones en lugares que desconoce, también puedo ver en su persona el costado que mejor le queda. Es de hombres retractarse, mezclar y dar de nuevo cartas ligeramente marcadas. Si......

Amores perros

Los hay lanudos, ladrones (porque ladran y ladronean bombachas), pelados, y de todos los tamaños. No sé en qué momento al universo se le ocurrió pensar que nosotros debíamos adiestrarlos y decretarlos nuestros –mejores amigos- por momentos cuando estoy mirando al techo y él mirándome, confío que en......

Un hoy como martes

Estereotipado, sutil y bufarrón, los martes son inconexos. ¿Quién los putea?¿quién los celebra? ¿empezás la dieta mentirosa un martes? Es un híbrido pensamiento de twitter, 24 horas, que en nada vamos a olvidar; es un domingo depresivo si llueve, así el Barcelona juege Champions Leage......

Inspirarse; qué carajo es.

Me había tocado la puerta varias veces. Pero era el frío, la paja, el sueño o el hambre. Quizás era el miedo. Cuando comenzaba a sentir sus pasos, intentaba cubrir todo mi cuerpo debajo de las sabanas. Y los dedos sosteniendo el hueco de mis oídos para......

Síndrome de Broken Heart

Cinco de las Universidades mas prestigiosas del costado Anglosajón, revelan resultados obtenidos en recientes descubrimientos sobre el síndrome de broken heart. Son parte de aquellas noticias que llenan los noticieros cuando parecen quedarse sin muertos por la inseguridad, ni dólares de colores que hunden al......

El día de la naranja

Por una cuestión de cambio de sueño atravesado por las circunstancias, que como un motociclista aficionado con su vespa recién reconstruida da vueltas y vueltas, no he podido dormir durante varias noches. Mi analista hablaría del síntoma no resuelto con influencia de insomnio (seguro) Curiosamente......

Lo inesperado

Algo inesperado. Su voz tiritaba del otro lado y no hice más que masticar el último bocado de milanesa, ponerme el saco y llamar al ascensor para bajar. El taxi; no pasaba ni uno, ni dos, ni nadie. Yo tenía que llegar, rápido, eso me pedías; que......