Lo inesperado
revista cultural, espacio creativo para la expresión de lo que nos gusta
revista, cultura, arte, musica, peliculas, series, television, reflexion, psicologia, sociedad, estrenos, festivales, conciertos, noticias
16630
single,single-post,postid-16630,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,boxed,,qode-title-hidden,qode-theme-ver-7.4,wpb-js-composer js-comp-ver-4.5.3,vc_responsive
Mick Jagger

16 mar Lo inesperado

Algo inesperado. Su voz tiritaba del otro lado y no hice más que masticar el último bocado de milanesa, ponerme el saco y llamar al ascensor para bajar. El taxi; no pasaba ni uno, ni dos, ni nadie. Yo tenía que llegar, rápido, eso me pedías; que llegase rápido. Ya había perdido la esperanza: iba a corroborar mi estado físico corriendo para llegar, y milagrosamente un autito – blanquiamarillo- giró en la esquina con el cartel anunciándose –libre- , me subí, y le dije que vayamos ya! rápido, al encuentro con lo inesperado. Tenía un largo rato en compañía del menudo hombrecito que manejaba, en realidad, entre los nervios y la oscuridad no recuerdo bien su aspecto, quizás lo taché de flacucho porque me imagine a algún Stones contándome que a veces su corazón es negro. La radio decía: paint it black, y fue la oportunidad perfecta para pensar, en los colores. De cuántos colores se nos pone la vida. Inmediatamente recordé su voz y que estaba viajando a un encuentro con lo inesperado, inesperado para mi, y para ella; probablemente para todos. Mientras avanzábamos, y nos acercábamos al final del viaje, de la canción y de nuestro silencio, mi cabeza iba apoyada en el vidrio frío que refractaba mil historias urbanas, mezcladas en su propio caos. Y pensaba, cuántas personas se estarán topando con algo inesperado. Miré compasivamente el vehículo y traté de imaginar las sorpresas pasajeras que habrán caído en él. Cuántos colores tiene lo inesperado.

El mar a veces cambia su color, depende del color del cielo, del agua… depende de tantas cosas el color del mar. Lo único que siempre rige igual, es su misteriosa profundidad. Pensé.

No sé por qué, pero lo inesperado me inspira, pero me inspira con un poco de delay, porque primero me hace llorar, reir, saltar …. . o enojar. Primero me tiñe al mundo de algún tono. Como al mar. Ves? Análogamente, todo se conecta con todo.

Y cómo era antes de que la cosa ocurriera, y en qué habré pensado antes de que lo inesperado ya no espere. Nunca llegó a esas respuestas…. probablemente se fundieron en el encuentro.

Llegamos. Le pago al señor y bajo. (si era flacucho).  Toco el timbre, abre la puerta y me abraza.

no more will my green sea go turn a deeper blue

i could not foresee this thing happening to you, canturreo bajamente

Ya pasó lo inesperado

No podía ser distinto

Pero ya no somos los mismos.

No Comments

Post A Comment